Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

Galería de casos
temp
temp
temp
temp
temp
temp
temp
temp
temp-thumb
temp-thumb
temp-thumb
temp-thumb
temp-thumb
temp-thumb
temp-thumb
temp-thumb
Médico especialista cirugía de niños


Cuando su niño se enferma usted quisiera brindarle la mejor atención médica por lo que, si su hijo necesita una cirugía también desearía que lo atendiera un cirujano altamente calificado y experimentado en operar niños. El cirujano pediatra es capaz de brindar un cuidado quirúrgico integral a los pacientes pediátricos.

El cirujano pediatra está totalmente involucrado en el diagnóstico  y manejo pre, trans y postoperatorio de los padecimientos quirúrgicos de la niñez........ leer más

Para los pequeños grandes cuidados

Siete consejos útilies para el cuidado te tu pequeño recién nacido:

1. El mejor alimento para tu recién nacido es el seno materno que debe ofrecerse a libre demanda y en forma exclusiva.
2. No existen indicaciones médicas válidas para circuncidar a un varón recién nacido.
3. Los “ejercicios” para bajar el prepucio no son necesarios ya que, si se practican producen un desgarro con cicatrización que originará el cierre (fimosis patológica) y posteriormente la necesidad de circuncidarlo. Se ha constatado que solo el 4% de los recién nacidos tiene el prepucio libre del glande (fimosis fisiológica) y, por lo tanto es retraíble en períodos posteriores, liberación que es lenta y progresiva y ocurre en su totalidad hasta la pubertad. El aseo de los genitales en los recién nacidos no es necesario ya que la alcalinidad del jabón irrita la mucosa del glande en los varones y de la vagina en las niñas.
4. El llanto normal de un recién nacido puede deberse a: calor o frío, hambre o sed, que esté sucio o mojado, cólicos, nariz tapada, posición incómoda o ropa apretada y finalmente a necesidad de ser cargado.
5. El cargar lo más posible a tu recién nacido (embracilarlo, técnica mamá-canguro) trae muchos beneficios para su crecimiento y desarrollo.
6. El llanto anormal que no cede al arrullo indica dolor y puede deberse a una enfermedad grave (otitis media, torsión testicular, meningitis, obstrucción intestinal, etc.) Éste siempre requiere una visita a su pediatra. No permitas que se recete a tu recién nacido por teléfono, requiere revisión.
7. Consulta al pediatra de tu recién nacido una vez al mes durante el primer año de su vida solicitando en cada revisión una valoración de cabeza a pies para detectar a tiempo cualquier alteración en su crecimiento y desarrollo.